Yo Cocino por Ti

Presentación

Un primer saludo

Posted on

Hola a todos, para mí es un inmenso placer estar con ustedes y a la vez una enorme responsabilidad inaugurar este blog el cual espero que disfruten tanto como pienso hacerlo yo. Mi invitación es a que compartamos en torno a la comida desde todos sus aspectos. Hablaremos de ingredientes, tendencias, tipos de comida, el servicio, tips de cocina, entre otros y siempre dispuesto a abordar temas sobre los cuales tengan ustedes algún interés particular. Y para no dar más vueltas, abramos pues la discusión y he aquí mi primera propuesta: Las recetas saludables.

Hoy día nos encontramos cada vez más con este término. En eso tengo que agradecer a los profesionales de la salud, a las personas que son cada día más conscientes de mantener una buena calidad de vida y a mis colegas que están procurando cada vez más responder a esa necesidad. Sin embargo, el uso generalizado del término es lo que me preocupa. Tanto los comensales como los cocineros asocian la “comida saludable” a comida baja en grasas y carbohidratos, cero azúcares de cualquier tipo y, en algunos casos, muy bajo o ningún contenido de protéicos. En esto lamentablemente existe una gran confusión. Antes de hablar de comida saludable nos debemos preguntar saludable para quién?

Qué podría ser más saludable que una ensalada de vegetales frescos con todos sus nutrientes y con unos suculentos langostinos, aderezada con una vinagreta con jengibre, salsa de soya, aceite de ajonjolí y ralladura de naranja. Hasta ahí, un plato ligero, equilibrado y con ingredientes de alta calidad. Siguiendo la premisa inicial, una receta saludable, que cualquier persona podría consumir. Sin embargo, si esa persona sufre de gota los langostinos muy seguramente lo harán pasar un mal rato. Y ni hablar si tiene intolerancia al gluten porque la salsa de soya será muy mal recibida por su organismo. Acá cobra entonces una gran importancia la comunicación de primera mano con nuestros comensales sobre sus restricciones y obviamente sus gustos, para que nosotros nos podamos convertir, no solo en sus cocineros, sino en buenos aliados en el cuidado de su salud. A mí y a mis colegas nos corresponde entonces el asumir el reto de buscar alternativas para proponer menús apetitosos y balanceados, especiales para cada uno de ustedes, nuestra razón de ser.

Hasta la próxima y felices fiestas de amor y amistad