Yo Cocino por Ti

De Bogotá a Medellín obsequio

LANGOSTINOS SALTEADOS EN ACEITE DE LIMONARIA

Esta es una preparación sencilla pero con varios elementos que te permitirán presentar una muy rica entrada y llevarla a otro nivel para que tus invitados sientan que te tomaste tu tiempo pensando en ellos con cada detalle. Necesitarás los siguientes ingredientes:

Preparación:

Limpiar bien el limoncillo, retirar la capa exterior y la parte verde. Golpear el tallo con el canto del cuchillo o rebanarlo para permitir que salgan sus escencias. En una cazuelita pequeña, verter una taza de aceite y agregar dos o tres tallos del limoncillo. Llevar a fuego bajo sin dejar que el aceite eleve demasiado la temperatura. Se busca es infusionar el aceite con el limoncillo. Si el limoncillo comienza a soltar burbujas por el calor del aceite, retirarlo un momento del fuego para bajar un poco la temperatura y luego llevarlo de nuevo al calor para continuar el proceso durante unos 30 minutos o hasta que sientas que el aceite ya infusionó bien.

Picar la tocineta y llevarla al fuego en una sartén fría, sin nada de aceite hasta que se ponga crocante, cuidando que no se queme. Retirar y reservar en un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.  Picar el mango, la cebolla, y un manojito del cilantro, llevarlos a un tazón, agregar el jugo de limón, salpimentar al gusto y reservar.

En una cazuela pequeña, poner a calentar a temperatura media una taza de aceite y freír muy brevemente unas hojas de yerbabuena retirándolas tan pronto se pongan crocantes y reservándolas en papel absorbente.

En una sartén a fuego bajo reducir un poco la leche de coco hasta que coja algo más de cuerpo y dejar enfriar. Calentar una sartén, verter en ella un poco del aceite infusionado con la limonaria y saltear allí los langostinos muy brevemente sólo hasta que tomen color parejo por ambos lados. Salpimentarlos inmediatamente salgan del fuego.

Para emplatar, te sugiero poner en el medio del plato una cucharada de la leche de coco y sobre ella montar los tres langostinos uno sobre otro para dar altura a la presentación. Distribuye en el plato un poquito del ceviche de mango, agrega algo de los trocitos de tocineta salteada y termina con tres hojitas de la yerbabuena frita. Espero que la prepares, la disfrutes y te luzcas y, por supuesto, que me cuentes cómo te fue con ella.