Yo Cocino por Ti

Blog

EL BÚFALO

Posted on

búfalo2

Todos los días nos estamos encontrando con ingredientes y productos nuevos que nos abren infinidad de alternativas en la cocina. Hace un tiempo ya me dejé encontrar por el búfalo y, la verdad, en primera instancia me sorprendió muy gratamente más que por su sabor (bastante parecido al de la res), por las increíbles características de su carne. Tengo que confesar que ese encuentro fue más bien por accidente en un evento al que me invitaron en un supermercado. Ahí probé por primera vez varios de sus cortes, la mayoría de ellos asados.

Averiguando un poco por sus características, entendí el por qué este animal tan pesado y fuerte y del cual sin lugar a dudas se puede afirmar equívocamente que su carne debería ser muy dura, no lo es así. Resulta entre otras que, a diferencia de la res, el búfalo llega a su talla ideal de sacrificio a los 10 meses lo que garantiza que sus músculos aún no tienen la firmeza del ganado ya adulto.

En cuanto al aspecto nutricional, la carne de búfalo esta presenta un 30 % menos de colesterol, 55 % menos de calorías, 11 % más de proteínas, 10 % más de minerales y casi el 100 % menos de grasa intramuscular que la carne de res.

 

Mi invitación es pues a que la prueben, a que cocinen con ella y con toda seguridad, no lo harán solo una vez. Es un producto que hoy día se consigue en casi todos los supermercados. Mis hijos, en particular uno de ellos (de 10 años), son fieles amantes de esta carne. Eso sí, quiero hacerles algunos comentarios previos: los términos de cocción son los mismos de la carne de res, pero no se dejen engañar por eso. Si ustedes están acostumbrados a tocar la pieza para ver cómo está su cocción, deben tener cuidado porque por la suavidad y terneza de este tipo de carne, muy posiblemente piensen que aún le falta tiempo de cocción cuando esta ya puede estar pasada. Pero es de conocer el producto.

En todo caso, para que se animen un poco, les mando una versión personal de una posta cartagenera que preparé con búfalo. Déjenme decirles que la verdad, pasó muy bien la prueba. Espero que me cuenten cómo les va con ella.

Ingredientes (para una porción):

–          200 gr de lomo de búfalo

–          100 gr de tomate

–          100 gr de cebolla larga

–          Un diente de ajo

–          150 gr de panela en polvo

–          20 cc de vinagre blanco

–          20 cc de aceite neutro

–          Sal y pimienta c/n

–          Sal gruesa (opcional)

Procedimiento

Procesar el tomate, la cebolla, el ajo y el vinagre. Pinchar la pieza por todos los lados, cubrir con la panela rallada, luego con la mezcla y dejar marinando por un par de horas o al menos por 30 minutos. Sellar  a fuego alto por todos lados, agregar parte de la marinada y luego bajar la temperatura hasta obtener el punto deseado. Retirar y dejar reposar mientras se reduce la salsa hasta lograr consistencia, corrigiendo sal y pimienta. En el momento de servir, se pueden añadir sobre la carne algunos (pocos) cristales de sal gruesa para contrastar y realzar el sabor.

Buen provecho y hasta la próxima

One comments on “EL BÚFALO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *