Yo Cocino por Ti

Blog

La hora de las Ensaladas

Posted on

Ensalada de espinaca, mango y fresasHola, cómo les fue con las vinagretas? Si las probaron? Recuerden que este es un espacio para compartir opiniones y experiencias en la cocina así que además, si alguien tiene por ahí alguna vinagreta de esas deliciosas, será genial poder publicarla por acá.

Bueno, tal como lo dijimos, el tema obligado ahora son las ensaladas. Tradicionalmente frías y caracterizadas fundamentalmente por ser una preparación básica con vegetales, desde hace un tiempo ya, las encontramos con mezclas de temperaturas y presencia de proteicos de todo tipo que nos permiten usarla no solo como acompañamiento sino también como entrada o como plato principal.

Esta vez voy a comenzar con algunos consejos que es importante que tomen en cuenta cuando van a hacer una ensalada:

Limpieza, limpieza y limpieza. Recuerda limpiar y lavar muy bien los vegetales. Aún los productos de origen “orgánico” certificado.

Los champiñones jamás se lavan. Los puedes limpiar con un cepillo suave o quitar la primera capa con la ayuda de un cuchillo pequeño.

No pongas el aderezo sino hasta antes de servir la ensalada. Hacerlo con mucha anticipación puede arruinar la textura de los ingredientes.

Cuando uses nueces, maní o similares, es bueno lavarlas un poco para quitarles la sal cuando la tienen. Luego pásalas un momento en la sartén a fuego bajo sin dejar que se quemen para que suelten sus aceites esenciales y déjalas enfriar antes de agregarlas a la ensalada para que el calor no arruine los vegetales o hazlo estando aún calientes pero a último momento.

Al hacer una ensalada, no solo piensen en que los sabores cuadren y que la vinagreta sea rica. Combinen también texturas. Pon algo más suave, algo crocante….

Ahora si les comparto algunas ideas sencillas de ensaladas para que acompañen sus comidas.

Hoy día es muy fácil encontrar en el mercado un mix de lechugas thai. Tienen un sabor ligeramente picante y muy fresco. La combinación de colores es muy bonita. Ponle algunos germinados de zanahoria o de remolacha y unos cascos de tomate sin piel ni pepa. Las alcaparras no solo sirven para el ajiaco. Toma unas dos o tres cucharadas, las escurres bien,  las fritas y las dejas escurrir en papel absorbente. Si, fritas, tal cual. El sabor va a ser menos intenso y va a darle a tu ensalada un toque crocante maravilloso. Para terminarla, recuerdas el aceite de limonaria? Pues le va muy bien. Si no encuentras las lechugas puedes usar un mix de lechugas crespas morada y verde y de lechuga lisa y termínala con un aceite de chiles como el del post anterior pero sin romero.

Súper simple. Espinacas baby, mango, fresa y vinagreta de leche condensada o de balsámico con ciruelas. Este es todo un clásico y a mí la verdad me encanta.

Corta una manzana verde en rodajas o medialunas no muy delgadas. En una sartén pon un poquito de mantequilla y azúcar y ponlas las manzanas a caramelizar por un solo lado pero no por mucho tiempo. La idea es darles otra textura pero no que se pongan blandas. Luego agrega unas dos o tres cucharadas de salsa teriyaki, deja que reduzca un poco, retira del fuego y resérvalas.  Toma una sartén pequeña y cubre la superficie con queso parmesano rallado. No necesitas una capa muy gruesa, la verdad. Ponla a fuego bajo. El queso comenzará a derretirse y a formar una sola costra. Cuando empieces a oír como cruje y a ver los bordes más dorados, retírala y déjala enfriar sobre un plato. Ya frío, pártelo con tus manos en pequeñas partes. Mezcla ahora rúcula y la manzana, agrega unos brotes de remolacha y los crocantes de parmesano. Termina con un poco de la reducción de teriyaki.

Voy a dejarte ahora con una alternativa caliente. Toma un puñado de habichuelas y blanquéalas un par de minutos en agua hirviendo. Luego córtalas la bries (en diagonal) en pedazos de unos 2 cm. Toma unas 3 o 4 lonjas de tocineta y córtalas en tiritas. En un sartén o un wok pon la tocineta desde frío sin nada de grasa. Cuando el sartén esté bien caliente y la tocineta ya esté soltando su propia grasa, retira el exceso y agrega la habichuela y moviendo de cuando en cuando para que esta no se queme. Un par de minutos después agrega un puñado de marañones y tan pronto estos hayan tomado temperatura, echa unas poquitas gotas de aceite de ajonjolí para perfumar, deja medio minuto más, retira y sirve.

Espero me cuenten como les va con estas propuestas. Un abrazo y hasta nuestro próximo encuentro.

One comments on “La hora de las Ensaladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *